Visitando Oporto, ¡obrigada!

27 Ago

Oporto asombra y conmueve. Asombra el mosaico de azulejos en colores azul y blanco que bañan esta ciudad mágica y singular, y conmueve su aire decadente. Metrópoli de abundantes y diversas edificaciones donde convive el estilo medieval al lado de la arquitectura más moderna y atrevida. Construida de manera escalonada, con gran cantidad de viviendas que se alzan a diferentes alturas en la colina que se sitúa en frente del rio Duero.

P1010938
Hasta allí nos llevará alguno de los vuelos directos que salen desde siete ciudades españolas por un coste muy económico, desde el aeropuerto llegaremos al centro de la ciudad en su nuevo y moderno metro y en el casco histórico encontraremos un lugar donde pernoctar por precios bastante asequibles (Pensao do Norte en Bolhao es una buena opción).

P1010943Son muchas las visitas obligadas: la catedral, museos, iglesias, capillas… no os podéis perder el emblemático y encantador Mercado de Bolhao, lleno de vida y colores ni la Librería Lello, maravilla neogótica de finales del XIX y templo de la literatura. El centro de la ciudad tiende hacia el estilo barroco, cubierto de piedra y una ornamentación impresionante. Al caminar  por sus pintorescas calles nos fascinará la ropa tendida en los balcones, pasear por su puerto a las orillas del rio Duero o contemplar la ciudad iluminada en la noche desde el Ponte Dom Luis I son experiencias indelebles.

En el barrio de Gaia, se encuentran las increíbles bodegas del afamado vino de Porto, muchas de ellas fechadas antes de 1700. Ferreira es, de hecho, una de las más interesantes bodegas que se pueden visitar, junto con la histórica Sandeman, Calém. Offley, Fonseca… algunas cobran (máximo 4 euros) y en cada una de ellas un guía os acompañará a lo largo de sus instalaciones explicando la elaboración de sus vinos. Al final de la visita os ofrecerán una copa de vino tinto y otra de vino blanco para su degustación.P1010887

En cualquier rincón de la ciudad podréis saborear la famosa Francesinha, sándwich de carne, pescado y mariscos frescos, un sabroso bacalhau, quesos de denominación de origen así como postres típicos y confites: pasteles de Belém, pasteles de Santa Clara…

En Portugal, tierra oceánica, siempre nos espera un recibimiento auténtico por gente cálida y acogedora, y aunque Oporto no tiene la lánguida belleza de Lisboa, su refinada decadencia hacen de esta increíble localidad lusa una elección perfecta. ¡Obrigada!

Anuncios

2 comentarios to “Visitando Oporto, ¡obrigada!”

  1. Juan 30 agosto, 2013 a 02:03 #

    Hola.
    Portugal, ese gran olvidado. Pero ahora está a tiro de piedra con los vuelos low cost y para pasar el fin de semana merece la pena, además es muy barato, comer, beber, todo muy verde, y la gente muy agradable.
    Yo he ido dos veces (también he visitado Coimbra, Sintra y Lisboa) y me gustó bastante.
    Tienes razón con lo de los pasteles, hay pastelerías enormes donde ponerse ciego a probar dulces.

    Me gusta

    • celiaterecomienda 30 agosto, 2013 a 16:33 #

      muchas gracias por el comentario, la verdad es que Portugal tiene mucho que ofrecer y siempre está bien promocionarlo 😉

      Me gusta

deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: